--------------------------------------------------------------------------------

Mis Seguidores

viernes, 29 de noviembre de 2013

Culpar, perdonar. Perdonar, culpar.


“La culpa no ha sido mía” 
¿Cuántas veces no habremos oído esta frase?
Y lo que es más, 
¿Cuantas veces la hemos dicho nosotros mismos?

Esta maldita sociedad siempre nos hace buscarle un causante a nuestros problemas, parece que no nos quedamos tranquilos hasta que no le hemos echado la culpa a algo o, a alguien de lo que nos pasa. Y los hacemos responsables de lo ocurrido, recordándoselo constantemente. Como si cada vez que se lo echáramos en cara y le culpáramos, nos aliviáramos nosotros mismos. Y lo peor es que hay veces que hasta nos sentimos orgullos por ello.

No nos damos cuenta de que, quizás, la culpa la tenemos nosotros mismos. Pero claro, como es mucho más fácil y así evitamos la responsabilidad que conlleva reconocer nuestros fallos, le echamos la culpa a otros.
 Y lo peor es que, a veces la tendencia a culpar a otros, hace que no veamos la realidad tal y como es.

No es el hecho en sí lo que nos hace sufrir, sino la manera en la que nosotros vemos este hecho. Es decir, que depende de nosotros sufrir o no, (de ahí la frase el dolor es inevitable, pero sufrir es opcional) por eso cuando culpamos a otros, los únicos que salimos perdiendo somos nosotros.

Por desgracia, el orgullo hace que nos cueste perdonar,  pero si lo pensamos no sirve de nada que carguemos con el exceso de culpa o, culpar a otros.



Porque la vida ya es bastante complicada por sí sola, como para complicarla nosotros más, ¿verdad?



PD: ¡No os olvidéis de sonreír!


lunes, 25 de noviembre de 2013

Conseguiste volver a construir mis ruinas

Y aquí me tienes, en el mismo lugar de siempre delante de un folio blanco que me pide a gritos que te escriba y que te cuente todos los deseos que junto a ti, he conseguido hacer realidad. 
Comenzaré diciendo que es un regalo que cada día me regales esa sonrisa.
¿Cómo no poder amar esa sonrisa? 
Y a mi me encanta disfrutarla y sin duda, voy a hacer lo imposible, para que no la pierdas nunca.
¿Y sabes? Antes quería volar, y ser libre, pero hace un tiempo que dejé de tenerle envidia a los pájaros, porque tú has conseguido hacerme volar muchísimo más alto.
Tú, con tu maldita mirada, con tu maldita media sonrisa, con unas simples palabras, consigues provocar un terremoto en mi, de temblores y suspiros, de amor y felicidad, una combinación que me provoca una adicción tal como la de una droga, que desemboca en un querer más de ti, y en querer tener esa sensación por siempre. Ojalá y siga siendo así, y que ni siquiera el tiempo, ni la distancia, ni la mayor de las discusiones, consiga romper esa sensación.
Gracias mi vida, por hacerme rozar el cielo simplemente cuando se cruzan nuestras miradas, gracias porque con tus caricias, y con tus ganas de darme vida, conseguiste volverme a construir mis ruinas. 


¡Gracias a esas 400 personitas que se distraen leyendo por aquí!
¡Os mando un beso gigante!
Recordar que podéis visitar mi página web de sesiones de fotos: http://mariajoseserranophot.wix.com/fotografia

y aquí tenéis la de facebook (si le dais un me gusta, me hareis muy feliz :) jijii ) 


¡NO OS OLVIDÉIS DE SONREÍR!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...