--------------------------------------------------------------------------------

Mis Seguidores

lunes, 12 de septiembre de 2011

Plumas al viento

Hay un antiguo cuento judío que ilustra los tristes efectos de los chismes. Aunque existen diversas versiones, todas vienen a decir lo siguiente:
Había una vez un hombre que estuvo contando mentiras acerca del sabio del pueblo. Con el tiempo, aquel chismoso se dio cuenta de que había actuado mal. Fue a pedirle perdón al sabio y le preguntó cómo podía corregir su error. El sabio le pidió una solo cosa: tenía que agarrar una almohada, abrirla con un cuchillo y esparcir al viento las plumas que tenía dentro. El chismoso se quedó extrañado, pero decidió complacerle. Luego volvió a ver al sabio y le preguntó:
-¿Ya estoy perdonado? 
-Primero tienes que ir a recoger todas las plumas -respondió el sabio-
-¡Pero eso es imposible! El viento ya las ha dispersado -protesto el chismoso-

-Pues igual de imposible es deshacer el daño que has causado con tus palabras -concluyó el sabio-


La lección no puede estar más clara: una vez que dejamos salir las palabras, no podemos recuperarlas, y a menudo nos resulta imposible arreglar el daño que causan. Por eso, antes de contar cualquier cosa sobre alguien, recordemos que estamos a punto de soltar plumas al viento.


12 comentarios:

  1. Me encanta tu blog!
    Es genial, en serio
    Escribes de maravilla!:)
    Te sigo
    http://sonrisasdegominola.blogspot.com/
    Este es el mío, pásate si quieres :P

    ResponderEliminar
  2. Innnnnnnnnx :$
    ¡Muchísimas gracias Laura!
    Ahora mismo me paso por tu blog, no lo dudes ;)
    ¡Un beso gigante!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta un montón tu blogg :))
    Yo acabo de empezar con el mio, asique si quieres pasate! :) un beso!
    http://mequedaraelrecuerdo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Que razón.
    Mi madre una vez me contó algo parecido, me dio un papel y me dijo: arrúgalo. Y después dijo: Vale, ahora déjalo como al principio, no puedes ¿verdad? Puedes intentar corregir tus actos pero siempre quedará una arruga que nunca podrás quitar.
    Eres genial pequeña (L)

    ResponderEliminar
  5. ¡Muchas gracias! (:
    Me gusta lo que te contó tu madre, creo que no nos damos cuenta del daño que podemos hacer... y creo que con estas pequeñas historias nos damos cuenta un poquito más :)
    ¡Un beso a los tres! <3

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho tu blog, y como sé la de sonrisas que hace un nuevo seguidor, desde hoy te sigo.
    Yo también tengo un blog y me haría ilusión que tú también me siguieras.
    Es este:
    http://paraalimentarmedetisolonecesitotuaire.blogspot.com/
    Te espero, pasate, me harías feliz como yo te e echo a ti.
    Un besazo, y te esperoo!

    ResponderEliminar
  7. Pues sí la verdad es que da mucha felicidad, pero da felicidad cuando sabes que les gusta lo que haces, no por el simple hecho de seguir.
    Así que ¡Muchas gracias!
    Ahora me paso por tu blog, un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Es muy bonita la entrada, nunca la habia escuchado. Me encanta tu blog asi que por supuesto te sigo! jejje soy tu seguidora número 100 :)
    Este es el mio y te invito a pasarte cuando quireras:
    http://sheila-iloveyoursmile.blogspot.com/
    Un besito!

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchas gracias Sheila! (:
    Siiiiiiiiiiii, mi seguidora numero 100.
    ¡Muchísimas gracias, de verdad!<3
    Ahora mismo me paso por ti blog cielo.
    ¡UN BESO! <3

    ResponderEliminar
  10. madremia chica pero que bien escribes porque no me pase antes a leer estos magnificos textos? :D
    te añado a mis favoritos sin dudarlo (L)

    ResponderEliminar
  11. JAJAJAJAJAJAJA :D
    Me vas a sacar los colores, miles y miles de gracias preciosa!
    Un beso de los grandes! (:

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...