--------------------------------------------------------------------------------

Mis Seguidores

domingo, 25 de septiembre de 2011

La distancia no me importa si detrás de los kilómetros tú me esperas.

¿Sabes hasta que punto eres importante para mí?
Creo que no existen en el mundo palabras que te lleguen a hacer una ligera idea de lo que tú me haces sentir, y si las existieran estoy segura de que al día siguiente se me quedarían cortas ya que aunque parezca increíble cada día que pasa te amo más.
Lo sé, lo noto en tu mirada, en tu media sonrisa cuando me ves, se que tu me quieres también. Quiero que sepas que sí, que se me cae la baba cuando te veo, y que me quedo completamente embobada con el brillo de tus ojos y que ¡Quiero estar siempre contigo!
Me encantas, y si no eres tú no, de verdad que no quiero nada.
Creo que no te lo había dicho antes pero, tienes una preciosa sonrisa, de hecho, la más bonita que he visto nunca.
Te prometo que cuando me miras siento que podría parar el mundo ahí en ese mismo instante.
Quiero compartir contigo los mejores momentos de mi vida, así, sin rodeos ni complicaciones.


Dime, ¿Existe alguien más en el mundo que te pueda llegar a amar tanto como yo? No contestes, no hace falta, ahórrate las palabras y bésame.












Eres todo lo que pedía, lo que mi alma vacía quería sentir.
Eres lo que tanto esperaba lo que en sueños buscaba y que en ti descubrí.


~ 14 o tal vez más o quizá menos







domingo, 18 de septiembre de 2011

Y tú ¿Aún no te has fijado en como brilla hoy la luna?

Aquella dulce niña risueña, que entre muchas destacaba por su sonrisa, soñaba con ser mayor.
Ambulaba perdida por las calles de una gran ciudad, intentando encontrarse a sí misma, imaginándose el tipo de vida que llevaban las personas que pasaban a su alrededor.
Todas las miradas llevaban escrita la misma palabras: rapidez.
Ni una sola mirada reflejaba lo que la niña estaba buscando. Decepcionada suspiró y miró al cielo. ''Hace una noche realmente preciosa'' -pensó para sí misma- La luna brillaba más que nunca. Por desgracia solo ella se había percatado.
El mundo gira a al velocidad que nosotros le damos. Depende de nosotros mismos el disfrutar de los pequeños detalles que dan felicidad o vivir una GRAN FELICIDAD que, absortos en encontrarla, no nos damos cuenta de que egoístamente vamos por el mal camino. 
~ Muchas personas se pierden las grandes alegrías porque están empeñadas en buscar la gran felicidad ~
¡Hola! 
¿Cómo habéis acabado el verano? Supongo que como yo, vosotros también acabáis de empezar con la nueva rutina, sí señor, un nuevo curso ya está en marcha y sin embargo, las ganas de comenzarlo van descendiendo. ¿Soy la única a la que se le han pasado rápido las vacaciones? ¡Seguro que no!
Bueno, aun así, os deseo a todos los que vais a empezar un nuevo curso, como yo, que aunque cueste, empecéis con ganas e ilusión.
¡Un beso muy fuerte y ánimo!
PD: En total llevo 100 seguidores, y por si no lo había dicho antes ¡Muchísimas gracias!


¡Un beso de los grandes!

Att: Campanilla.




lunes, 12 de septiembre de 2011

Plumas al viento

Hay un antiguo cuento judío que ilustra los tristes efectos de los chismes. Aunque existen diversas versiones, todas vienen a decir lo siguiente:
Había una vez un hombre que estuvo contando mentiras acerca del sabio del pueblo. Con el tiempo, aquel chismoso se dio cuenta de que había actuado mal. Fue a pedirle perdón al sabio y le preguntó cómo podía corregir su error. El sabio le pidió una solo cosa: tenía que agarrar una almohada, abrirla con un cuchillo y esparcir al viento las plumas que tenía dentro. El chismoso se quedó extrañado, pero decidió complacerle. Luego volvió a ver al sabio y le preguntó:
-¿Ya estoy perdonado? 
-Primero tienes que ir a recoger todas las plumas -respondió el sabio-
-¡Pero eso es imposible! El viento ya las ha dispersado -protesto el chismoso-

-Pues igual de imposible es deshacer el daño que has causado con tus palabras -concluyó el sabio-


La lección no puede estar más clara: una vez que dejamos salir las palabras, no podemos recuperarlas, y a menudo nos resulta imposible arreglar el daño que causan. Por eso, antes de contar cualquier cosa sobre alguien, recordemos que estamos a punto de soltar plumas al viento.


martes, 6 de septiembre de 2011

Querida infancia.





Hace tiempo de tu estancia por mi vida.
Recuerdo tus tardes de risa, en el parque o en cualquier sitio, la cuestión era divertirme sin más.
Contigo, tenía la facilidad de, en menos de dos segundos, considerar AMIGOS a niños que acababa de conocer.
Me hacía feliz investigar e imaginarme un mundo diferente, donde con tan solo un beso los sapos se convertían en príncipes, donde imaginaba que tenía el pelo largo para que mi príncipe trepara por él y así poder rescatarme de la malvada bruja que me tenía en su castillo.
En el mundo que yo me imaginaba solo un beso de amor verdadero podía despertarme y así romper el hechizo.
Y de repente, todo se acaba porque es hora de volver a casa , y entonces es cuando comienza rabieta y el mundo se me venía encima. Por aquel entonces, dejar de divertirme era mi mayor problema.
Te recuerdo con cariño y a la vez con nostalgia.
GRACIAS
Aunque el único rencor que te guardo es que te hayas ido. ¡MALDITA SEA COMO TE ECHO DE MENOS!
Recuerdo que siempre me hacían la típica pregunta, ¿Qué quieres ser de mayor? Y supongo que la mayoría de nosotras diría que peluquera, veterinaria, actriz o cosas por el estilo. Pero estoy segura de que si nos hicieran la misma pregunta hoy lo más probable es que la respuesta es un ''NO LO SE'' porque aunque parezca que hemos crecido lo único que ha crecido es nuestra indecisión que a la mayoría nos rodea.
Sin duda alguna, la infancia nos daba a todos esa pequeña seguridad.

~ Cuando eramos niños, petendiamos llorar a la hora de dormir para llamar la atención de nuestra madre, ahora se pretende estar durmiendo cuando estamos llorando en silencio para evitar preguntas.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Amor.

El amor es sufrido y bondadoso.
El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha, no se porta indecentemente, no busca sus propios intereses, no se siente provocado. No lleva cuenta del daño. No se regocija por la injusticia, si no que se regocija en la verdad. Todas las cosas las soporta, todas las cree, todas las espera, todas las aguanta.
EL AMOR NUNCA FALLA 
(1 Corintios 13 : 4-8)

Va más allá de las palabras aunque el amor se exprese con un te quiero.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...